El gran error de los eufemismos

Compártelo con tus amigos

Hace algún tiempo, escuche la siguiente frase que, aunque puede ser algo confusa al principio, esta llena de mucha razón:

“La ignorancia puede llegar a ofender más que la realidad”.

Y es que las personas somos tan ingenuas que pensamos que ocultar o camuflajear nuestras palabras siempre es mejor que decir la verdad. Sin embargo y como la historia siempre nos lo ha mostrado, eso es una total mentira.

Vamos, que sin ir muy lejos dime ¿Cuántas veces te han descubierto una mentira que al final complicaron más las cosas que si hubieras dicho simplemente la verdad?

Pues algo así sucede con los llamados “eufemismos“. Los medios de comunicación, la gente e incluso tú y yo hemos vivido creyendo que utilizar palabras “no ofensivas” para camuflajear y sustituir a palabras “ofensivas” es la forma correcta para evitar que alguien o un grupo de personas se sienta ofendida y agredida con lo que hemos dicho.

Sin embargo, esto no siempre es correcto. Pero antes de contarte la razón del porque, es necesario que entiendas bien que rayos es un eufemismo. Si no lo sabes, deja te lo explico.

¿Qué es un eufemismo?

De forma bastante resumida un eufemismo es una palabra “no ofensiva” que busca sustituir a una que si lo es. Es decir, es una forma de adornar nuestros discursos para que no sean groseros, obscenos o discriminatorios.

Y las principales razones por la cual se utilizan los eufemismos son:

  • Evitar que un grupo de personas se sienta identificado y ofendido con el término dicho. Por ejemplo: decir “persona de la tercera edad” en vez de “viejo“.
  • No incomodar a las personas con términos que pueden ser duros y desagradables. Ejemplo: decir “pasó a mejor vida” en vez de “se murió“.
  • No decir vulgaridades y groserías. Por ejemplo: decir “lo agredió verbalmente” en vez de “le dijo pendejo“.

Si quieres ver más ejemplos acerca del uso de los eufemismos, te dejo el siguiente video: https://youtu.be/sUotpKt_OCI

Ahora si, déjame contarte el gran error de los eufemismos y porque tienes que dejarlos de utilizar ya mismo.

El error de los eufemismos

Regresemos a lo que estábamos. Te dije que las personas utilizamos estos eufemismos para no ofender a otros con nuestras palabras.

Sin embargo, déjame decirte esto: todas las palabras de nuestro idioma español tienen la misma carga de significados. Y si lo que quieres hacer es discriminar y ofender a una persona, entonces, aunque utilices las palabras más bellas del español, tu discurso será discriminatorio.

Lo mismo pasa del otro lado. Si tu discurso no es discriminatorio, puedes utilizar las palabras más hirientes y aún así la otra persona no se ofenderá para nada.

Pero veámoslo mejor con algunos ejemplos.


Ejemplo 1

El dueño de la empresa en donde trabajas es bastante racista. Siempre mira para abajo a las personas que no tienen la piel blanca.

Un día escuchas como le grita a una persona negra con las siguientes palabras:

“Todas los afroamericanos son un estorbo, no saben hacer nada bien. Mi café no está hecho como te lo pedí“.

Tu jefe utilizó un eufemismo muy recurrente en los medios para referirse a esta otra persona. Pero ¿en verdad este eufemismo logró que su discurso fuera menos racista y ofensivo? Pues claro que no.

Ejemplo 2

Da la curiosidad que este empleado al que tu jefe ofendió es tu mejor amigo.

Al salir del trabajo vas a verlo para que te cuente que ocurrió con ese problema. Tu saludo recurrente con él es el siguiente:

” ¿Qué paso mi negro, cómo te ha ido en la vida?

Tu acabas de cometer un grave error al referirte a él con una palabra tan ofensiva, pero ¿por qué tu amigo no se ofendió? Pues simplemente porque tu discurso no trata de ofenderlo o discriminarlo.


Con estos 2 ejemplos quiero que entiendas que ninguna palabra ofende por si misma. Las palabras se vuelven ofensivas desde el momento que las personas las usan en su discurso con esa intención.

Bien, ahora ya sabes que todas las palabras tienen la misma carga de significados y que el error de los eufemismos es pensar que una palabra puede ser menos ofensiva que otra, cuando la realidad es que todas sirven para lo mismo.

Los problemas de los eufemismos

Ya te expliqué el error principal de utilizar esta herramienta lingüística, sin embargo, esto no se queda ahí. Los eufemismos traen más problemas que beneficios. Algunos de estos son:

1. Convierte discursos no ofensivos en ofensivos

Debido a que la función de los eufemismos es convertir discursos a algo menos ofensivo, todas las personas que no los utilicen, automáticamente, se volverán agresores y discriminatorios.

Un ejemplo de esto es: si conoces a una persona homosexual, tu no puedes llegar y decirle “hola maricón” ya que las personas creerán que buscas discriminarlo, aunque esto no sea así.

2. Enmascara discursos ofensivos

El otro gran problema es que no solo convierte los discursos no ofensivos en ofensivos, sino que también enmascara a los discursos discriminatorios.

Y aunque hay muchos ejemplos, el más conocido es el de Donald Trump que con sus discursos denota un alto nivel de racismo y discriminación, pero debido a que utiliza muchos eufemismos, la mayoría de sus simpatizantes no lo logran detectar.

Para dejar el ejemplo más claro, durante su campaña electoral dijo lo siguiente (con un toque de eufemismo):

Si gano las elecciones, devolveré a los sirios a sus casas”

Como puedes leer, “devolver a sus casas” es una forma adornada de decir que deportará a la gente, incluso a las personas que tienen la residencia de Estados Unidos, pero que como son de países de Medio Oriente, son considerados por Trump como terroristas.

Y así como Trump, existen muchos discursos con eufemismos que esconden una gran discriminación hacia un grupo de personas y que la gente apoya sin saber lo que hay detrás.

¿Debo utilizar los eufemismos aunque no busque ofender?

Al final del día esa es decisión tuya, sin embargo, quiero que entiendas que si tu intención no es ofender, entonces puedes no utilizarlos.

Lo que si no debes de hacer es sentirte obligado a utilizarlos por miedo a que alguien se ofenda. Ni tampoco a creer que por que alguien no los utiliza ya tiene la intención de ofender. No caigas en el gran error de los eufemismos.

Fuente: IMDIAZWikipedia

Compártelo con tus amigos


¿Te quedaste con ganas de aprender más?

Deja un comentario