Durante las clases: ¿Cómo optimizar mi clase?

Compártelo con tus amigos

Llega la hora de la verdad, es tu momento. Aquí se definirá tu calidad de profesor bajo esta nueva modalidad de clases en linea. Un error que cometas y sentenciarás el futuro de tus alumnos.

Bueno, tampoco es para tanto, pero claro que les afectará su rendimiento académico, sin embargo, seamos sinceros; la culpa no es tuya, sino de las malas condiciones y de la poca preparación que la pandemia nos dejo para las clases online.

No obstante, Vago de Internet viene al rescate. Si aplicas los siguientes consejos, estamos totalmente seguros que tus clases estarán totalmente adaptadas a este nuevo formato de enseñanza.

Así que vamos con lo que nos importa. Los siguientes consejos fueron creados por expertos en educación a distancia y se puede aplicar para cualquier aplicación de videollamadas o video-conferencias.

1. La clase comienza 10 minutos antes

Es sumamente importante que tu y tus alumnos se conecten 10 minutos antes de la clase. Y te estarás preguntando ¿pero Vago, porque tanto tiempo de anticipación? Pues simple: en este lapso de tiempo podrás aprovechar para solucionar todos los problemas técnicos que surjan. Porque si… estos problemas siempre surgen.

Puede que alguno de ellos no pueda conectarse a la clase, que no te escuchen bien, que el pizarrón (en caso de que lo uses) no se alcance a ver o que la imagen en general se vea borrosa. Los 10 minutos son suficientes para poder solucionar la mayoría de problemas comunes.

Pero eso si. Estos 10 minutos no los podrás utilizar para pasar lista, revisar la tarea, explicar un tema o cualquier cosa relacionada a la clase. Siempre utilízalos exclusivamente para problemas técnicos. De igual forma, los alumnos o sus papás podrán arreglar los de ellos.

2. Micrófonos apagados al iniciar la clase

Estos 10 minutos también los debes aprovechar para que tus alumnos apaguen sus micrófonos y sus cámaras (esta última es opcional) para evitar ruidos y que todos te presten atención.

Si alguno de ellos no sabe como hacer esto, le podrás explicar o dejar que alguno de sus compañeros lo hagan (todo dentro de la misma videoconferencia). Por esto te repito, los 10 minutos son esenciales para una clase más fluida.

3. Utilización de los archivos con los apuntes

Todos los alumnos, o la mayoría de ellos, tendrán que haber imprimido (sí, así también se dice) su archivo que les mandaste. Así la clase será mucho más fácil de entender.

La manera que nosotros te recomendamos para realizar tu clase con este archivo es la siguiente:

a) Lectura conjunta

Tú y tus alumnos tienen que estar leyendo el texto al mismo tiempo. Tu lo harás en voz alta y ellos mentalmente. En las partes que creas que se necesite una explicación más detallada, paras la lectura y comienzas a explicarlo con tus propias palabras.

Este método funciona principalmente para eliminar el obstáculo de la mala calidad del Internet. Si estás explicando algo y alguno de tus estudiantes presenta fallas (como que la imagen se congeló, no escuchó lo que dijiste, etc.) no se perderá de nada importante ya que todos tienen la información en su texto.

b)Participación grupal

Puedes dejar que tus alumnos participen haciéndolos leer algún párrafo de esos apuntes. Eso si, tu debes elegir y no preguntar si alguien quiere leerlo. Si haces esto último, prepárate para 2 posibles escenarios: un silencio absoluto e incómodo o una ola de ruido por todos los alumnos que prenden su micrófono para decir “yo quiero leer”.

c) Explicación de imágenes y esquemas

Si incluiste imágenes o fotografías en el archivo, puedes explicar la razón del porque las incluiste. De igual forma con los mapas mentales o cualquier otro recurso utilizado.

d) Subrayar dudas del tema

Desde el principio, anima a tus alumnos a que a lo largo de la clase vayan subrayando aquellas ideas que no entiendan para que después les puedas resolver la duda. Es importante que las preguntas y retroalimentación las hagas hasta el final, ya que las clases online no son como las presenciales en donde tu tienes el control absoluto del grupo.

En una clase virtual, si comienzan a preguntar sobre un tema, posiblemente otros alumnos prendan su micrófono y se unan para preguntar más cosas y al final tu clase se alargará más de lo necesario y comenzará la ola de quejas.

Para que se entienda mejor este punto, regresemos al ejemplo de la lección anterior. Imaginemos que Fulanita no entendió la fase de evaporación. Ella tendrá que subrayar ese punto y preguntar hasta el momento que nosotros le indiquemos. Antes de ese momento, está prohibido prender el micrófono.

Y para evitar que esto suceda con frecuencia, tienes que asegurarte de crear un archivo que sea fácil de entender.

e) Seguir la estructura del documento

Debes seguir la estructura y jerarquía de tu contenido. No puedes decir: “leamos esto y después nos saltamos a la siguiente página o párrafo”. Crearás un caos en tus estudiantes y tu archivo no servirá para nada si haces lo que quieres.

f) Resolver dudas antes de las actividades

Antes de dejar la tarea o actividad a realizar sobre ese tema explicado, pregunta si alguien tiene dudas (aquí es el momento). Aquel alumno que las tenga, tendrá que prender su cámara (en el caso que la haya apagado) y levantar la mano. Únicamente podrá prender su micrófono cuando tu lo digas. Después tendrá que comentar el punto que subrayó anteriormente para que tu lo expliques de mejor forma.

En la mayoría de casos analizados, se ha notado una gran diferencia en cuanto al aprendizaje de los estudiantes que utilizan el material didáctico y los que no lo usan. Los estudiantes que tienen el archivo creado por el profesor tienen menores dudas que los que solo escuchan y apuntan.

4. El tono de voz

El tono de voz que utilices es vital para las clases online. Si tu voz apenas se escucha o es monótona, perderás fácilmente la atención de tus alumnos. De igual manera si se escucha demasiado fuerte. Los estudiantes tendrán que bajarle el volumen y también perderán la atención.

Para resolver este primer problema del audio es necesario que te coloques a una distancia adecuada del celular. Con 50 centímetros de distancia entre tu teléfono y tu serán suficiente.

Para el problema de la voz monótona es importante que uses tonos altos y bajos de vez en cuando. Una recomendación que nos ha funcionado muy bien es hablar fuerte cuando se trate de palabras o frases clave del texto.

También aumenta o disminuye la velocidad al hablar, según sea el caso. Lo creas o no, el tono de voz es un factor clave a la hora de las clases online (y también de las presenciales).

5. Descansos entre clases

Los descansos son importantes para ti y para tus alumnos. Investigaciones hechas por la Universidad de Chicago demuestran que despejar la mente es tan importante como aprender algo nuevo.

Es por esto que en tus clases deberás asignar pequeños descansos de 5 o 10 minutos. En este tiempo podrás platicar con tus alumnos sobre como les va con esto de la pandemia, si extrañan la escuela o simplemente para que vayan al baño a hacer sus necesidades.

Una vez pase el tiempo, ellos tendrán que volver a apagar sus micrófonos y seguir con la clase.

6. Pasar lista cada cierto tiempo (intervalos distintos)

Una de las desventajas de las clases online es que los alumnos no se encuentran dentro de la escuela, este hecho facilita enormemente la posibilidad de saltarse las clases o apagar la cámara para irse a realizar otras actividades. “En fin, el profesor nos pidió apagar todo” es el pretexto más común para no estar presente en las clases virtuales.

Para evitar que tus alumnos se escapen, tu tienes que pasar lista cada cierto tiempo. Si tus clases duran 2 horas, puedes pasar lista cada 30 minutos. Pero eso ya será decisión tuya.

La forma correcta de pasar lista en clases online es pedirle a todos tus alumnos que prendan únicamente su cámara. Con que veas que están sentados ahí, será suficiente para saber que están prestando atención.

Eso si, no seas tan exigente como lo hizo esta maestra: https://www.youtube.com/watch?v=Kj_XeJHoOCM. Recuerda que no todos saben manejar muy bien las aplicaciones.

De igual forma, es importante que no acostumbres a tus alumnos a un cierto horario ya que tu y nosotros sabemos que son capaces de aprenderse la hora en que se pasa lista.

El mejor momento para hacer esto es en medio de una clase. Estás explicando el tema tranquilamente y ¡zaz! “todo mundo prenda su cámara que voy a pasar lista”. Así todos sabrán que la lista puede ser en cualquier momento.

7. Graba tus clases (opcional)

La última recomendación durante las clases es la de grabarlas. Esto con el fin de que los alumnos puedan ver esa clase las veces que sean necesarias.

Así, si en algún momento, se les olvidó algún concepto y no le entendieron bien al material en .pdf o .word podrán ver la clase y revisar tu explicación. Pero como te digo, esto es algo opcional. Solo es para beneficio de los alumnos.

Si optas por grabar tus clases, las mismas aplicaciones cuentan con esa función y ya para que todos los alumnos la puedan ver en el momento que quieran, las puedes subir al grupo de Facebook o a un canal de Youtube (se puede crear de manera gratuita).


Ahora por fin tus clases están adaptadas a este nuevo formato online. Pero aún no terminamos, así que no te salgas de la página. Todavía nos falta la última parte que es: “después de las clases”. y la encontrarás en el botón que está en la parte inferior de este párrafo.

Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario sobre esta lección de la guía, háznoslo saber a través de la caja de comentarios. Es todo por este capítulo, nos vemos en la última lección.

Deja un comentario