¿Por qué el fruto prohibido era prohibido? | La gran mentira de la Biblia

Compártelo con tus amigos

Si sabes, aunque sea un poco, sobre la religión cristiana, sabrás que en el antiguo testamento existe un acontecimiento muy importante que provocó la ira de Dios y que hizo que todos los hombres y mujeres fueran expulsados del paraíso. Y si, ese acontecimiento fue cuando Eva, influenciada por la serpiente, decidió comer de aquel fruto prohibido.

Y a lo largo de los años, muchas personas intentaron explicar esta cuestión. Algunos decían que la manzana daba poderes mágicos, otros que era una prueba de Dios para saber que tan leales eran Adán y Eva; y otros tantos que aseguraban que simplemente ocurría lo que la biblia decía: que se darían cuenta que existe el mal y el bien.

No obstante, fue hasta el siglo XVI (durante el Renacimiento), que un grupo de teólogos, llegó a la conclusión de que la manzana era prohibida porque aquel que lo comiese se llenaría de sabiduría y conocimiento.

Y antes de explicarte las razones y argumentos de estas personas, vamos a ver que es lo que nos dice la biblia.

Génesis: El jardín del edén y el fruto prohibido

Según los textos sagrados, Adán y Eva fueron creados a imagen y semejanza del Dios Yavé. Este ser divino los dejó vivir en un lugar paradisíaco, qué él mismo creó, en donde lo único que tenían que hacer era disfrutar del maravilloso lugar.

El Dios Yavé, al momento de crearlos les explicó que podían hacer lo que quisieran. La única regla era no comer del fruto de un árbol que se encontraba en el centro del jardín del Edén ya que si lo hacían, se morirían. Este árbol se llamaba “Árbol de la ciencia del bien y el mal”.

Lucifer, en forma de serpiente, aprovechó esta regla para engañar a Eva y hacerle comer del árbol del bien y del mal con la promesa de que se convertiría en una diosa como Yavé.

Eva se creyó esto y se comió una manzana, después le dió una a su esposo Adán. No pasó mucho tiempo cuando los dos comenzaron a actuar raro, se dieron cuenta que estaban desnudos y rápidamente fueron a taparse sus partes íntimas.

El Dios Yavé se dió cuenta de esto y decidió expulsarlos por desobedecerlo. Además, como los dos ya sabían distinguir entre el bien y el mal, el Dios Yavé los maldijo con el dolor, la muerte, el cansancio, el trabajo duro, la envidia, entre otras muchas penas.

Después de eso, Adán y Eva tuvieron que arreglárselas como pudieron.

La gran mentira de la biblia: El fruto prohibido era en realidad el conocimiento

La biblia menciona que en un principio el Dios Yavé les dijo que se morirían al comerse esa manzana; sin embargo eso fue mentira. Lo que en verdad ocurrió es que tanto Adán como Eva comenzaron a ser consientes de ciertas emociones (como la vergüenza) y a diferenciar entre el bien y el mal.

Sin embargo ¿eso es motivo suficiente para haberlos expulsado del paraíso? ¿en verdad le irritó tanto al Dios Yavé que no lo obedecieran o acaso hay algo más que les ocurrió a Adán y Eva al comer la fruta prohibida?

Es ahí donde los teólogos del Renacimiento descubrieron que esta manzana no solo te hacia despertar las emociones y distinguir entre el bien y el mal (como lo dice la biblia), sino que también daba la capacidad de llenar de conocimiento a toda la persona que comiera de ella. A Adán y Eva les dió la virtud de pensar, analizar, observar y criticar todo lo que veían, algo común en los humanos.

Y claro, es por eso que Dios Yavé no quería que Adán y Eva siguieran en el paraíso, ya que con ese pensamiento crítico-analítico, comenzarían a dudar de todo. Incluso dudarían si Dios Yavé es en realidad Dios o algún impostor.

Pero como Dios Yavé no era un asesino, prefirió desterrarlos a un lugar hostil, con la esperanza de que no pudieran sobrevivir ahí. Sin embargo, y gracias a la manzana, no solo lograron sobrevivir, sino que también pudieron reproducirse, tener una familia, aprender a labrar la tierra, etc.

Es por esta razón, que se dice que todos los descendientes de Adán y Eva cargamos con el pecado original. Ya que todos nosotros tenemos la capacidad de aprender nuevas cosas, de pensar, de sentir emociones y de analizar todo a nuestro alrededor.

¿Qué tuvo que ver Lucifer y por qué convenció a Eva de comer de esa fruta?

Como bien es sabido, la serpiente que convenció a Eva de comer de aquel fruto era Lucifer transformado. Anteriormente, Lucifer había sido un ángel que traicionó al Dios Yavé y que fue desterrado del cielo. Este ángel caído buscó la forma para poder vengarse.

Es por esto que la mejor manera de cobrar su venganza era a través de las creaciones de Dios. Sin que nadie lo viera, pudo entrar al paraíso y convencer a Eva de comer del fruto prohibido.

Pero lo curioso del asunto es que Lucifer ya sabía que eso de comer la fruta y morir era una mentira. Esto es debido a que él ya poseía el poder del conocimiento.

Y es que a diferencia de los otros ángeles, Lucifer si dudaba sobre el poder y la omnipotencia del Dios Yavé. Creía que cualquiera con el conocimiento suficiente podía convertirse en Dios.

El temor de una posible revolución fue tanta, que Dios Yavé prefirió desterrarlo y hacerle creer a los demás ángeles que Lucifer era malvado. Así nadie le creería y seguirían adorando y siguiendo ciegamente a Dios Yavé.

¿Qué significa la serpiente en el jardín del Edén?

Lucifer no era tonto. Su propósito de convertirse en serpiente no era para verse malvado, sino todo lo contrario, Este ángel caído quería verse como un animal con las mejores intenciones del mundo.

Sin irme muy lejos te puedo decir que la serpiente ha sido uno de los animales que más beneficios ha traído a la medicina. Gracias a su veneno se han creado cientos de medicinas diferentes y se han salvado muchísimas vidas. Incluso en la medicina actual se posee la vara de Esculapio, que consiste en una serpiente y un bastón.

Es decir, Lucifer sabía que en un futuro, las serpientes iban a ser grandes aliadas de los humanos. Fue por esta razón que eligió convertirse en este animal y no en otro.

Como ves, este fruto prohibido tuvo muchas cualidades que, según la religión cristiana, han hecho que el mundo sea como lo es en la actualidad. ¿A ti que te pareció esta historia? Deja un comentario con tu opinión. Estaremos encantados de leerte.

1 comentario en «¿Por qué el fruto prohibido era prohibido? | La gran mentira de la Biblia»

  1. Me parece lógica la historia.
    Pero tal vez no fue bueno tener el conocimiento y la sabiduría pues con esto hemos dañado demasiado a la naturaleza los animales no razonan y no han destruido su habita pero que tal nosotros encontramos una y mil formas para hacer daño.

    Responder

Deja un comentario