¿La Segunda Guerra Mundial terminó en mayo o en septiembre de 1945?

Compártelo con tus amigos

Cualquier conocedor de la historia sabrá que la Segunda Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos más importantes del mundo moderno. Es más, es considerado como el primer conflicto realmente mundial ya que más de 20 países fueron participantes activos de esta guerra.

Sin embargo, un pregunta que surge bastantes veces entre estudiantes y curiosos es la siguiente ¿La Segunda Guerra Mundial acabó en mayo o en septiembre de 1945? Y claro, en Internet podrás encontrar páginas donde te dirán que la guerra terminó en mayo, no obstante, déjame explicarte la razón por la cual esta afirmación es incorrecta. pero antes de esto veamos un poco sobre los acontecimientos del fin de la guerra.

La Segunda Guerra Mundial: Caída de la Alemania nazi

En el año de 1945, la guerra estaba en su última fase. A mediados de abril, los soldados soviéticos estaban entrando a Berlín, y todavía no acababa el mes cuando Benito Mussolini (un aliado de la Alemania nazi) fue fusilado en un pueblo italiano y dos días después Adolf Hitler decidió quitarse la vida al darse cuenta que había perdido la guerra (se suicidó el 30 de abril de 1945).

La muerte de Hitler solo trajo desesperanza a los alemanes y aunque Joseph Goebbels fue el sustituto de Adolf al frente de la batalla, no pudo hacer mucho y prefirió seguir el mismo ejemplo de su Führer. El 7 de mayo, Karl Dönitz (el último líder de la Alemania nazi) se rindió oficialmente ante el ejercito aliado. Al día siguiente se firmó la carta en donde se declaraba el fin de la guerra.

Es aquí donde el error y la duda surge. Y es que muchos piensan que con esta carta, la guerra se terminó, pero no olvidemos que en el ejército del Eje no solo estaban de aliados Italia y Alemania… Japón seguía luchando y resistiendo ante los ataques del ejército Aliado.

Japón la frente de la guerra

Con una Alemania e Italia sometidas, Japón aguantaba como podía. Muchísimos países asiáticos, como la China de Mao Zedong, estaban resistiendo al ataque japonés. Poco a poco, Japón también comenzaba a perder la batalla. Lo peor es que Estados Unidos atacaba con todo lo que tenía, los estadounidenses querían terminar de una vez por todas la guerra. Japón y Estados Unidos tuvieron batallas en islas y en el aire. Ninguno cedía.

El presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman, creía que con la derrota de Alemania e Italia, el pueblo japonés iba a darse cuenta que no tenían ninguna oportunidad de ganar. Sin embargo los japoneses, ya sea por orgullo o por dignidad, no se rindieron y resistieron los ataques del ejército Aliado durante otros 3 meses.

Estados Unidos ya llevaba algunos años trabajando en un arma de destrucción masiva, la bomba atómica. Al caer Alemania creyeron que no la iban a utilizar, pero al ver que los japoneses iban a seguir con la guerra hasta donde se pudiera, volvieron a su plan original, solo que esta vez cambiaron de objetivo. En vez de atacar la ciudad de Berlín, planearon aventarla en alguna ciudad de Japón.

Finalmente, el 6 de agosto de 1945, el bombardero Enola Gay lanzó sobre Hiroshima la primera bomba atómica de la historia, la Little Boy. Ya todos saben lo que ocurrió minutos después de la detonación, miles de personas murieron al instante y otras tanto resultaron gravemente heridas.

El presidente Truman pretendía impresionar a Hirohito, el emperador del Japón de ese entonces, para que se rindiera y terminara por fin la guerra, no obstante, esto no ocurrió.

Después de 3 días de aventar la primera bomba atómica, los estadounidenses dejaron caer la segunda, la Fat Man, sobre Nagasaki. La explosión mató a más de 80 mil personas.

Después de esto, el emperador de Japón por fin entendió la magnitud del poder de Estados Unidos. Sabía que si no se rendía, volverían atacar otra ciudad. La carta de rendición se firmó el 2 de septiembre de 1945.

Fue aquí donde verdaderamente terminó el conflicto más brutal y destructivo de la humanidad, dejando sobre él las sombras del holocausto nazi y las bases para una guerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética, sin embargo, eso lo dejaremos para otra curiosidad histórica.

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos un comentario. Estaremos encantados de leerte.

Deja un comentario